diciembre 2014

jueves, 11 de diciembre de 2014

Diarios de un encierro innecesario #1


  
(Dale 'play', sin miedo.)
Dos días para una semana fuera de las aulas, alejado de las carpetas, lapiceros, cuadernos, apuntes, diapositivas o cualquier otra cosa que se relacione con la universidad. Y está bien. Luego de unas semanas de estrés consecutivo, agobiante y depresivo; siempre nos cae a pelo un descanso reparador, pero sin salirnos de la rutina y las costumbres, buenas y malas; énfasis en la primera. ¡Qué rico que es no despertar por la alarma!

Esta entrada la escribo cerca de las tres de la mañana de un jueves común, no puedo conciliar bien el sueño por muchas distracciones que ni siquiera valen la pena, mas la curiosidad me mata.
photo credit: oskartriebe via photopin cc
Cortos días que se viven de la manera más intensamente personal, productividad y la sensación de que las cosas marchan bien y que hay que seguir haciéndolas con más empeño para que salgan aún mejor. Cada hora se torna más compleja de entender, ya solo quiero que llegue Navidad y las "verdaderas" vacaciones. 

Diálogos que llegan cada vez más agresivos y que al final nunca llegan a nada, excepto a generar más dudas y posibilidades para debatir más adelante. Las cosas andan complicadas, la vida dura y las ganas por las nubes para poder demostrar que todo se puede si es que se quiere realmente.