Odiamos los lunes. ¡Sí, señor!

sábado, 19 de julio de 2014

Odiamos los lunes. ¡Sí, señor!



No vamos a poner en duda que todos sentimos cierto desgano de volver a la escuela, universidad o al trabajo y regresar a la rutina que en muchas veces nos estresa; pero, hay tantos lunes en el año que ya se vuelve rutinario quejarse cada domingo en la noche, tanto así que se ha vuelto una especie de frase odiosa en Twitter como la de estar saludando a cada mes en su primer día, "Bienvenido Julio, sorpréndeme", o "Julio con 'J' de jugo", sí, que original que soy.

¿Pero, qué me dicen del bendito lunes en el que tienes que regresar a tu rutina luego de unas deliciosas vacaciones? Ese lunes maldito que te avisa cual campanada que las vacaciones han terminado. ¡Que horror!, y en ese momento te pones a pensar que el tiempo pasa muy rápido cuando te diviertes, pero claro, cuando estás pasando clases o trabajando el día dura una eternidad, llegas cansado a casa, haces una u otra cosa y te duermes, al día siguiente te levantas, ves el reloj y ya estás tarde, pero sientes que solo has dormido cinco minutos, apurado sales olvidándote muchas cosas y ¡boom!, ya empezaste el día con el pie izquierdo. Y esto tienes que vivirlo día tras día por medio año hasta las siguientes vacaciones, las cuales por cierto las pasas solo durmiendo la primera semana. 

A todo hay que verle el lado positivo

Si no encontramos algo bueno en un desastre, somos parte del desastre. Lo bueno de que acaben las vacaciones (no puedo creer que diga esto) es que te reencuentras con los amigos, compañeros, colegas, con los que seguro vas a pasar buenos momentos; aprendes nuevas cosas y más si las disfrutas aprendiendo. 

Estoy seguro que esto lo comparten muchos al igual que yo, "Hay veces en las que ya te aburre estar de vacaciones.", y más aún si no planificaste lo que ibas a hacer, sí, unos días te diviertes y en otros no tienes la más mínima idea de que vas a hacer, así que te quedas todo el día en tu casa y con pijama, entras un rato a Twitter, Facebook, escribes algo en tu blog, un rato un juego en el computador o el smartphone y listo, aún tienes más de medio día libre, tiempo que ya quieres que pase en un pestañeo, abres los ojos y sigues ahí, es en ese momento en el que dices o gritas. ¡Prefiero estar pasando clases (o trabajando)!

Son sentimientos encontrados en esta crisis emocional que tengo mientras escucho el disco "The Man Who" de Travis y escribo este post; y que ironía que cuando estás en clases ya quieres vacaciones, pero cuando ya estás de vacaciones quieres ya volver a clases. ¿Solo a mi me pasa esto?

Los días pasan, la vida sigue...

0 comentarios :

Publicar un comentario