Contrarreloj

martes, 19 de agosto de 2014

Contrarreloj


Ok, rápido nomás. 5 minutos de relajo, relajo en el que tengo que hacer algo apurado. 

Estoy creando una nueva cábala en mi, cosa subconsciente. Escribir una entrada antes de dar un examen, cualquiera diría que es perder el tiempo, opinión que también comparto; pero, ¿qué puedo hacer?, encuentro paz en esto. Desactivo los chats de todas las redes sociales porque hasta eso me incomoda, le doy play al reproductor de música y a escribir unas cuantas lineas en Blogger. ¡Clic! La paz y el relajo viene a mi, algo friki. Me gustaría encender un cigarrillo; lo pienso dos veces y luego digo no, acabo de darme cuenta que en los últimos posts he mencionado mucho al cigarrillo, que por cierto no es para nada bueno, para nada.



En unas horas tengo mi primer examen de urología, cosa que no me asusta; pero tengo una corazonada, algo que ya me ha pasado, y precisamente esta sensación de tener todo bajo control termina en mi caso, saliendo todo al verez, sí, me sale el tiro por la culata; así que mejor prevenir que luego lamentar, putear hasta quedarte afónico y querer destrozar todo lo que veas a tu paso; claro, tenías que cagarla en la cosa más sencilla del mundo.

Me queda un minuto y se me acaban las ideas, mi cabeza empieza a inundarse con ideas negativas, algo normal en mi; relleno puro, total, es mi blog. ¡Adiós!

0 comentarios :

Publicar un comentario